24 Noviembre 2018: Marcha nacional de Ni Una Menos en roma

24174621_1749561631728840_5876910922902521732_n

Ni una menos en estado de agitación permanente: marcha nacional contra la violencia de género y las políticas patriarcales y racistas del gobierno

24 noviembre 2018 Roma h. 14 Piazza della Repubblica, Roma

Somos la marea feminista que en Italia y en el mundo ha levantado su grito global contra la violencia machista, de género y racista y en contra de los gobiernos que la legitiman.

Llevamos más de dos años en las plazas y en las calles para reivindicar que los feminicidios no son que la punta del iceberg de la opresión: la violencia machista comienza en la esfera privada de las casas pero se extiende en cada rincón de la sociedad volviéndose cada vez más en un instrumento político de dominio, que produce soledad, desigualdades y explotación.

El gobierno Salvini-Di Maio se ha hecho portavoz de una guerra real contra las mujeres, migrantes y subjetividades lgbt*qia+, a través de medidas y propuestas de ley que hacen hincapié en un modelo patriarcal y autoritario que quiere machacar y reducir al silencio nuestra libertad.

El proyecto de ley Pillon ataca las mujeres apuntando sobre la custodia y el mantenimiento de los hijos de cara a defender la familia tradicional y a volver a establecer roles y jerarquías de género que niegan la autodeterminación de las mujeres. Las campañas fundamentalistas que  criminalizan el aborto, fomentadas en muchos lugares del mundo y por este mismo gobierno, atacan cada vez más la libertad de decidir sobre nuestro cuerpo y nuestras vidas. Nosotras respondemos que la libertad de abortar no se toca y que el Decreto Pillon no se reforma, se para!

Mientras declara de querer acabar con la pobreza, este gobierno planifica medidas que intensifican la precariedad y acentúan la dependencia económica que nos expone aun más a violencia y acosos en el ámbito laboral. Deshacen el estado social y pretenden que las mujeres, italianas o migrantes, gratuitamente o en cambio de un salario mísero se ocupen del trabajo doméstico y de los cuidados. La precariedad es mujer y por esta razón nuestra lucha contra la violencia es también una lucha contra la precariedad y la explotación. Queremos una renta de autodeterminación, universal e individual, un salario mínimo europeo, estado y servicios sociales universales, para salir del chantaje de la pobreza y de la violencia.

Reconocemos en las escuelas y en las universidades lugares de capacitación y trabajo que producen y reproducen dinámicas violentas de la sociedad racista y patriarcal en la cual vivimos. Por esta razón queremos hacerlas revivir a partir de los saberes feministas y antirracistas, de la educación a las diferencias y sexual, en todos los niveles.

Atravesamos ciudades siempre más sombrías y hostiles a causa de la privatización del espacio público, de la militarización de las calles, de las medidas de seguridad que se transforman en apartheid. En todo el mundo continuamos gritando que las calles seguras las hacen las mujeres y las subjetividades libres que las atraviesan, construyendo ciudades feministas en las cuales merecemos vivir. Queremos una casa para dormir, casas de asesoramiento de mujeres para amar, centros de acogida anti-violencia para vivir y soñar

No aceptamos el juego racista que instrumentaliza violaciones y feminicidios. La violencia contra las mujeres no tiene color: es violencia machista, en todas sus formas. Patriarcado y racismo son dos caras de la misma moneda: rechazamos el miedo, el odio y la violencia del decreto Salvini, y lo hacemos construyendo una movilización y una solidaridad difusa, en primer lugar con las migrantes expuestas a violencias reiteradas y sobre cuya piel, de forma aun más trágica, se juega la partida de la derecha al gobierno. Reivindicamos la libertad de movernos y quedarnos, el derecho de asilo, de ciudadanía y un permiso de residencia europeo sin condiciones, desvinculado del trabajo, matrimonio y de razones de estudio.

Nos queréis sumisas, chantajeadas y explotadas, nos tendréis rebeldes! Nosotras somos el cambio.

El 24 de noviembre en Roma habrá una marea feminista sin banderas y símbolos identitarios y de partido, Privilegiamos los contenidos, la construcción de redes y relaciones. Tenemos un plan feminista contra la violencia machista y de género con el cual queremos transformar la sociedad, y el mundo entero.

 El 25 de noviembre nos juntaremos en la asamblea nacional de cara al próximo paro mundial de mujeres del 8 marzo.

El estado de agitación permanente acaba de empezar.

 

 

Annunci

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...